Twitter response:

Sonrisa Brillante con las Chapas

¿Quien no sueña con tener una sonrisa tan hermosa como la deslumbrante belleza de Jennifer Lopez? ¿Será su secreto una rigurosa rutina diaria de higiene dental o simple cirugía dental cosmética? No importa que nos quieran hacer creer, no todas las personas famosas nacieron con una deslumbrante sonrisa de celebridad. Los dientes astillados, chuecos, con espacios o descoloridos pueden renovarse con carillas. Este es un procedimiento común usado para enmascarar decoloraciones, abrillantar los dientes y mejorar su sonrisa.

Las carillas con protectores ultra delgados de material de cerámica porcelanizada que se fijan al frente de sus dientes. Las carillas también pueden venir en material de resina compuesta que tiende a ser de costo más accesible pero requiere de mantenimiento regular. Ambos tratamientos involucran un revestimiento parcial o total de los dientes que, cuando se hace de forma apropiada, puede realzar la belleza de su sonrisa.

¿Qué opción es para usted? Hay diferencias significativas que considerar. Las carillas de porcelana son permanentes. El procedimiento requiere que se quite una capa delgada de esmalte, aproximadamente del grosor de una uña, seguido de la adhesión de una carilla esculpida en porcelana. La resina de las carillas compuestas se aplica en capas directamente sobre el diente y después se esculpe para dar la forma de la apariencia deseada. Este procedimiento puede ser revertido en cualquier momento, de tal forma que si usted no está contento con los resultados, puede hacer que se le retire la resina y se remplace conforme sea necesario.

En muchas situaciones, las carillas pueden ser una gran alternativa a las coronas. En general las carillas durarán por muchos años, siendo las de porcelana las que duren más y con menor mantenimiento. Como resultado, escoger la porcelana en vez de la resina será más caro. La porcelana es más resistente a las manchas comparada con la resina, esto hace que se manche menos si usted consume café, vino u otras bebidas oscuras con regularidad. Las carillas tradicionales de porcelana cuestan entre $925 y $2.500 por diente y generalmente duran de diez a quince años. Las carillas de resina compuesta cuestan en promedio $250 a $1.500 por diente y típicamente duran de cinco a siete años.

A pesar de que el proceso pueda sonar intimidante, ¡es en realidad bastante sencillo! Ambas opciones requieren poca o nada de anestesia y los pacientes informan no sentir dolor. Las carillas de compuesto de resina generalmente se completan en una cita. Las de porcelana pueden tomar hasta tres sesiones ya que se requiere retirar aproximadamente medio milímetro del diente. ¡Relájese! Con un poco de anestesia , el proceso es completamente indoloro.

¡El paso más emocionante del proceso es que usted puede diseñar su propia sonrisa! Es extremadamente importante que se tome el tiempo con su proveedor de servicio dental para hacer saber sus expectativas específicas, de modo que su dentista pueda trabajar para darle la carilla que se ajuste a sus necesidades. Dado que usted tiene toda la gama de donde escoger la forma, el tamaño y el color de cada diente, la consulta es la parte más importante del proceso. Revise el tema con su dentista para ver si puede crear un simulacro de diagnóstico que le permita probarse su diente nuevo antes de iniciar el proceso final.

Es necesario el mantenimiento periódico para mantener sus carillas en estado ideal. Usted debe seguir cepillándose los dientes dos veces al día y usar el hilo dental diariamente. ¡No existe procedimiento que le libre de estas tareas diarias! Usted debe visitar a su dentista una semana después de haberse completado las carillas. Aunque al principio se pueda sentir como algo extraño, en unas dos semanas, usted se comenzará a acostumbrar al nuevo tamaño y forma de sus dientes. Si usted escogió carillas de porcelana, necesitará concertar una cita cada cierta cantidad de meses para que le pulan los dientes y los inspeccionen parar descartar alguna falla potencial. Es posible que requiera de protectores nocturnos para proteger sus carillas ya que el rechinar de dientes durante la noche puede arruinarlos fácilmente. Aunque las carillas son fuertes, siguen siendo frágiles y es importante no usarlas para morderse las uñas, masticar hielo o abrir botellas de cerveza.

Si usted está interesado en saber más sobre las carillas, llámenos hoy al (915) 213-3090. Todos nuestros dentistas en Sol Dental están disponibles para tener una consulta con usted y determinar si las carillas le sientan bien.