Twitter response:

Nutrición para una dentadura saludable

Es sabido por todos que cepillarse y usar el hilo dental dos veces al día es esencial para cuidar su dentadura y encías, pero aún siguiendo este ritual, su salud dental puede verse disminuida a lo largo del tiempo, de acuerdo con la clase de comida que come regularmente. Es importante educar a sus hijos sobre la importancia de llevar una dieta balanceada y nutritiva que evite que sus dientes desarrollen más adelante en sus vidas caries, gingivitis o una enfermedad periodontal (encías) más grave.

¿Por qué importa la nutrición si cepillo y limpio con hilo dental los dientes de mis hijos rigurosamente? La mayor parte de la población se concentra en el cuidado de los dientes como primera tarea en la mañana y justo antes de irse a dormir, pero ¿qué pasa con las comidas y tentempiés que se consumen a lo largo del día? Dejar comida o partículas de comida, en especial carbohidratos y azúcares por un largo período de tiempo, en la boca de su niño, es la mayor causa de caries.

¿Con qué alimentos debo tener cuidado?
– Azúcar. No es sorpresa, el azúcar es uno de los peores alimentos para sus dientes y encías. Evite azúcares agregadas que provienen de la comida y bebida, en especial aquellos que permanecen en los dientes tales como piruletas, caramelos duros, pastillas para la tos y sodas, las cuales recubren los dientes con azúcar de manera continua.
o Sería ideal quitar por completo el azúcar agregada de la dieta de su niño, pero si esto fuera un desafío, intente servir las comidas azucaradas junto con la comida u otro tipo de alimento. Durante las comidas más largas, la producción de saliva es mayor, lo cual ayuda a lavar las partículas de comida antes de que ataquen los dientes.
– Alimentos altamente ácidos. Los pepinillos, las pastillas de menta y jugos cítricos tienen un efecto similar al del azúcar cuando permanecen en su dentadura. Al igual que cualquier comida dañina, es mejor ingerirlos junto con otros alimentos cuando la producción de saliva pueda ayudar a neutralizar los ácidos.
– Alimentos pegajosos o correosos. Las frutas secas, barras de granola, miel, jarabe, chiclosos y galletas de avena o mantequilla de maní se pegan a los dientes y hacen que sea difícil de limpiar para la saliva. Los alimentos pegajosos mantienen el azúcar en la boca por más tiempo que otros alimentos, de modo que sería mejor cepillarse de inmediato luego de comerlos.
o Si su hijo mastica goma de mascar, pruebe con las endulzadas con xilitol o sin azúcar. Se ha demostrado que el xilitol reduce la cantidad de bacterias que producen los ácidos que causan las caries.

¿Que alimentos y tentempiés promueven la salud dental?
— Agua. Suena fácil, pero ofrecerle a su niño agua en vez de refrescos gaseosos o jugo, es de gran ayuda. El agua no daña sus dientes y ayuda a lavar las partículas de alimento. De manera adicional, el agua fluorada -que contiene flúor- ayuda a hacer que los dientes sean más resistentes al ácido que provoca las caries.
— Leche y productos lácteos. La leche y los productos lácteos como los quesos duros y el yogurt ayudan a desarrollar dientes y huesos fuertes, además de ser alimentos bajos en azúcar.
o Si a su niño no le gusta la leche o el queso, trate de agregar leche en polvo a los platillos que usted cocine.
— Nueces. Llenas de proteína para ayudar a fortalecer y proteger sus dientes, estos tentempiés también estimulan la producción de saliva para limpiar su boca de forma natural.
— Frutas y vegetales. Las frutas crujientes y los vegetales crudos como manzanas, zanahorias, pimientos y apio ayudan a eliminar la placa dento-bacteriana de los dientes. Además tienen un alto contenido de agua y fibra, lo cual ayuda a equilibrar los azúcares que contienen.
o Las manzanas pueden ser un buen tentempié después del almuerzo, para ayudar a eliminar las partículas de comida adheridas a los dientes de su niño – además, las manzanas contienen xilitol de forma natural.
o Ofrézcale plátanos y pasas de forma limitada, ya que contienen azúcar concentrada, y diga a su niño que se cepille inmediatamente después de su consumo.
— Alimentos ricos en fósforo. Tales como carne, aves, pescado y huevos pueden ayudar a proteger y reconstruir el esmalte de los dientes, y son una gran fuente de proteína para ayudar que los dientes sean más fuertes.

¿Qué más debería saber?
– Promueva el hábito de comer tentempiés lo menos posible. Hacerlo de forma frecuente sin cepillarse entre comidas, permite que la bacteria se desarrolle libremente, y que se convierta en placa. Pruebe limitando su consumo a no más de uno o dos tentempiés por día. Si fuese posible, cepíllese los dientes luego de cada vez que lo hace, si no fuese posible, al menos enjuáguese la boca con agua para lavar los restos de comida.
– Cepille los dientes de su hijo luego de darles medicina. Las medicinas como el jarabe para la tos contienen azúcar que puede producir ácidos que carcomen el esmalte.
– Nunca lleve a su hijo a la cama a dormir con una botella de leche, fórmula, jugo o soda. Todas estas bebidas contienen azúcares que permanecerán en sus dientes durante toda la noche. Si su hijo necesita una bebida antes de ir a dormir, ofrézcale agua sola.
– Visite al dentista de forma frecuente. No importa cuán cuidadosamente regule las comidas y el cuidado dental, hacerse una revisión dental con regularidad ayudará a atrapar con anterioridad cualquier problema en desarrollo.