Twitter response:

Cuidado Dental Durante la Etapa de Transición

El cuidado de los dientes puede ser difícil para los niños, y nunca más que en una etapa de transición. El período en el que los dientes de leche se pierden o cuando un niño recibe aparatos, interrumpe la rutina habitual de un niño y puede implicar un cierto malestar. La pérdida de los dientes de leche es un hito importante en la vida de un niño y con él pueden venir entusiasmo y ansiedad para su hijo. Una buena manera de fomentar la atención dental es celebrar y premiar esta pérdida y que el evento sea algo especial para el que debe estar preparado y mantenerse durante todo el proceso.

Después de la pérdida de los dos primeros, es un buen momento para educar a su hijo acerca de la importancia de cuidar a sus “dientes permanentes.” Los libros para niños pueden ser una forma divertida y útil de enseñar a su hijo sobre el cuidado bucal durante este tiempo. Después de que el primer diente brote, su hijo debe hacer gárgaras con agua tibia, especialmente si hay sangrado. Comience a limpiar la zona con un paño húmedo, limpie suavemente la zona 2-4 veces al día, ya que las encías expuestas son más propensas a la infección bacteriana. A medida que salgan mas dientes, se puede cambiar a un cepillo de dientes suave para niños y establecer una rutina para el cepillado alrededor de las encías y los dientes nuevos. Enseñe a su hijo a no cepillar muy fuerte, a fin de no irritar las áreas sensibles.

Continuando, revisiones regulares con el dentista de su hijo son muy esenciales, no sólo para llevar a casa la importancia de mantener la atención dental de rutina, incluso durante un tiempo estático, sino también para mostrar a su hijo lo natural que este proceso es, y permitir que cualquier temor, preocupaciones, confusión o preguntas sean respondidas por el dentista. Una visita al dentista durante este tiempo puede ser tranquilizante para un niño que está pasando por la transición dental. Algunos niños entran en este período al final de la infancia, en cuyo caso, es crucial ordenar radiografías y exámenes para determinar la colocación dental de los dientes emergentes y saber si se necesitará ortodoncia y/o extracciones para garantizar una sonrisa feliz y saludable.

Una gran manera de animar el entusiasmo acerca de este proceso es recompensar la pérdida de los dientes de leche y celebrar este momento con un juego. Usted debe animar a su hijo a que coloque los dientes de leche perdidos, bajo su almohada por la noche para que el Hada de los Dientes puede traerle una sorpresa especial. Los dientes se pueden guardar en un vaso de agua para evitar el agrietamiento o escondidos por usted, guardándolos para cuando el niño sea mayor. A algunas personas les gusta conservar el primer diente y desechar el resto. Sea cual sea el método que elija, celebre este momento especial con su hijo asegurando que cuiden sus dientes en los próximos años.