Twitter response:

10 maneras de ayudar a su AMOR Niño de ir al dentista

Una visita al dentista puede ser horrorosa aún para adultos con experiencia. Para los niños, el miedo a lo desconocido y no saber qué se puede esperar puede ser realmente escalofriante. Encontrar un buen dentista que trabaje con usted para comprender y aliviar la ansiedad del niño con respecto a su primera visita es esencial para crear una asociación positiva y que perdure en un momento que sino produciría estrés. Tenemos 10 recomendaciones que pueden hacer que la próxima visita de su hijo al dentista sea una experiencia alegre y positiva.

  • Use el arte para aliviar el temor a lo deconocido:
    La American Art Therapy Association promociona el uso del arte como una herramienta para reducir la ansiedad. Los chicos tienen miedo cuando deben enfrentar algo que no es conocido. Pídale a su hijo o cree con su hijo un dibujo de ellos en el dentista. Siéntese con ellos y repase el dibujo mientras hace comentarios que calmen o incluso observaciones sobre lo que han dibujado. Este momento junto a usted y la oportunidad de identificar o expresar lo desconocido los volverá más cómodos con la visita cuando realmente vayan.
  • Asegúrese de asociar la ida al dentista con algo que su hijo desea que ocurra, ya sea llevarlos a dar un paseo tranquilo en la naturaleza o con la promesa de una visita al parque o al zoológico donde pueden tocar a los animales. La National Association for the Education of Young Children alienta rituales y rutinas para ayudar al chico a navegar emocionalmente por momentos complicados.
  • Lea libros amigables con los dentistas con su hijo:
    Dr. Viena Posada, DMD recomienda leer libroscon su hijo centrado en visitas al dentista. Elmo visita al dentista, Los osos Berenstein visitan al dentista y Muéstrame tu sonrisa, una historia de Dora la exploradora, todos navegan a través de muchos temores que los niños tienen por ir al dentista.
  • Enseña técnicas de relajación para ocuparse del estrés a tu hijo:Practique ejercicios de relajación con su hijo que puedan usar cuando se sienten asustados o incómodos. El profesor asistente de psicología en la Universidad Case Western, Amy Przeworski alienta a los padres a practicar ejercicios de relajación con sus hijos durante los momentos de ansiedad profunda o miedo. La respiración profunda, meditación y visualizaciones pueden proveer una herramienta para que a ellos se le facilite el pasaje por los temores.
  • Pídale a su dentista que juegue a Mostrar y Contar:
    Todos los chicos han participado en Muestra y Cuenta en el colegio. Pídale al dentista que muestre e identifique cada herramienta que va a usar y hable de como sonará y qué se puede esperar antes de que se use cada uno. Ray L. Pollock, D.D.S, explica la importancia del método de “Cuenta – Muestra – Hace” que involucra contarle al niño sobre el procedimiento, explicando cada paso en terminología simple y usando asociaciones conocidas como contar, que ayuda a que el niño se calme.
  • La risa es el mejor remedio:
    Prepare a su hijo con cuentos o historias sobre ir al dentista para disminuir la ansiedad. Puede contar un cuento cómico sobre su primera visita propia o hable sobre cómo el dentista tiene que mirarle la boca a todos esos niños todo el día y probablemente ¡puedan decir lo que han comido para el desayuno!
  • Permanezca calmo:Los chicos buscan su consuelo y apoyo por lo cual trate de mantenerse calmo cerca de ellos mientras está en el dentista o cuando habla de ello. Si usted tiene ansiedad por el dentista, pídale a su pareja que vaya con ellos y haga un esfuerzo para mantener su compostura. Mientras menos lo afecte, más consolados estarán ellos. Steven Goldberg, DDS le recuerda a los padres que no proyecten sus miedos sobre sus hijos.
  • Use terminología para niños para hacer sonreír a su hijo
    Si le habla a su hijo sobre el proceso con un idioma fácil y comprensible, estarán más interesados en mantener su dientes saludables y contentos. “Dándole una ducha a los dientes” y “quitando bichos de azúcar” son dos ejemplos de términos fáciles dice Rhea Haugseth, DMD, presidente de la American Academy of Pediatric Dentistry.
  • Mantenerlo tanto:
    Traiga algunos lentes tontos o la capa favorita de su hijo y deje que los use durante la visita. ¡Esto los podrá armar de coraje y es divertido! Haciendo que la visita al dentista sea una experiencia alegre seguramente lo transformará en una visita positiva.